fbpx

Yo soy coach… ¿Y eso qué es?

Desde hace algún tiempo quería escribirles acerca del coaching, una profesión relativamente nueva (fue creada hace poco más de 30 años) de la cual puede que hayas leído aquí en mi blog. También habrás oído hablar de coaching profesional, nutricional, de vida, holístico, de hábitos, etc.

Sin embargo, a pesar de que hay muchos libros al respecto e información en internet, me pasa con frecuencia que cuando digo que soy coach enseguida me dicen ¿y eso qué es?

Por eso me he animado a hacer este blog para explicarte un poco más de qué va este tema del coaching y puedas, en el caso de que algún día quieras experimentarlo, saber escoger a un buen coach para que te acompañe en tu proceso.

El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional.

La ICF (International Coach Federation) es una entidad internacional que a través de los años (fue fundada en 1995) se ha convertido en una de las entidades internacionales más reconocidas, la cual se encarga de establecer las competencias y estándares que rigen el ejercicio profesional del coaching, además de credencializar a coaches profesionales.

Cuando un coach está certificado por la ICF se convierte en coach profesional y se compromete a poner en práctica las competencias claves de la ICF y a respetar el Código de Ética, el cual garantiza y sienta las bases de un marco de referencia apropiado, de la responsabilidad y las normas de conducta que debe existir en la relación cliente – coach, a este código de ética debe tener acceso el cliente antes de comenzar su proceso coaching.

Un coach profesional hará que te hagas responsable en todo momento de tu proceso, te ayudará a que te des cuenta por ti misma de esas creencias, percepciones y juicios que están haciendo que no logres eso que quieres lograr, y te acompañará a cambiarlas por unas que te acerquen cada día más a tu objetivo.

Un coach profesional no te dirá qué debes hacer, ni te dará consejos, porque sabe que todo esto puede estar basado en su experiencia de vida, él cree en tu potencial elevado y sabe que haciéndote las preguntas correctas tú misma comenzarás a tener esos ¡aha moment! que son momentos de claridad o cambios de perspectivas que harán que tomes acción hacia tu futuro deseado.

Un coach profesional tampoco te hará entrar en tu pasado para sanarlo, revivirlo o discutirlo contigo, sabe y es consciente de que tú momento más poderoso es el presente, donde puedes iniciar acciones que te lleven hacia adelante, hacia ese sitio donde quieres estar; esto aplica para personas equilibradas mentalmente y que no ameriten algún tipo de terapia psicológica; el coach tiene la responsabilidad de remitirte a un terapeuta si lo considera pertinente.

Además, en el proceso de coaching siempre está presente eso que quieres lograr, que ha sido bien analizado y delimitado para poder medir en todo momento en dónde te encuentras y qué te falta para llegar allí, esto permite que durante todo el proceso estés enfocada.

Quiero hacer una acotación que considero importante, muchas de las personas que trabajan como coaches, no son coaches profesionales, no están certificados por esta entidad que te comenté más arriba, y no con esto estoy diciendo que hagan mal su trabajo, realmente no lo sé, pero sí debes investigar cuál ha sido la preparación que tiene la persona que deseas contratar; te digo esto porque lamentablemente he visto a muchas personas hacer un curso de un fin de semana y decir que ya son coaches.

Y este consejo final considero que es el más importante, yo realmente creo que todas las respuestas están dentro de cada uno de nosotros, ningún experto por miles de estudios que tenga va a ser más experto en tu vida que tú misma, y esto es válido para los consejos que te dan tus amigas y hasta tus familiares, siempre cuestiona todo lo que te digan, piensa en la vida de esta persona que te está aconsejando ¿es la vida que te gustaría tener a ti? Los resultados que esa persona tiene en su vida ¿son los mismos que tú quieres para la tuya? Recuerda siempre que lo que es bueno para una persona, quizás para ti no sea la mejor solución, analiza bien antes de tomar tus decisiones.

Así como creo que las respuestas están dentro de cada uno de nosotros, también creo que hay temas en los cuales tenemos muchas creencias limitantes, experiencias pasadas, bloqueos, de los cuales muchas veces no nos damos cuenta, estoy segura de que esto te ha pasado con alguna amiga, te cuenta su problema y le ves una solución rápida y fácil y tu amiga no ¡y es que vernos a nosotras mismas es muy difícil! Requiere mucha auto consciencia, la cual no se logra de la noche a la mañana, por eso, si puedes permitirte vivir un proceso de coaching te lo recomiendo ampliamente, es una experiencia que no tiene desperdicio y si, muchos beneficios.

¿Para qué me puede servir un proceso de coaching?

  1. Te permite transitar los cambios que se presenten en tu vida: lo más constante en nuestras vidas es el cambio y a pesar de eso, nos cuesta aceptarlo y fluir con él, el coaching te brinda herramientas para que puedas mirar de manera distinta esos cambios y puedas sacarle el mejor provecho posible a todo lo que te esté ocurriendo.
  2. Te ayuda a formular objetivos para que tengas claridad y enfoque a dónde quieres llegar, además te ayuda a determinar las acciones claras que tendrás que hacer para obtener eso que quieres.
  3. Te enseña a que si tu cambias todo cambia, muchas veces queremos que cambie nuestra pareja, nuestros hijos, nuestro jefe, nuestra vida, cuando el poder del cambio está en nosotras, en mirar ese problema que tenemos con una perspectiva diferente y hacer los cambios que tengamos que hacer.
  4. Te da el valor y la claridad que a veces necesitas para tomar decisiones y pasar de ese lugar en el que ya no quieres estar, a buscar por ti misma y con tus recursos, eso que sí quieres que pase en tu vida.
  5. Te invita a reflexionar en qué actitud te mantienes la mayoría del tiempo, porque de ella dependerá mucho tu estado de ánimo, decisiones y acciones.
  6. Te lleva a que tomes consciencia sobre la responsabilidad que estás asumiendo en tu vida, a que te cuestiones si estás dejando que la vida pase por ti o estás tomando las riendas de tu vida para que pase lo que tú quieres que pase.
  7. Permite que puedas transformar tus creencias limitantes que no te dejan avanzar por creencias empoderadoras que te acompañen en el camino hacia tus logros.
  8. Despierta el amor y la valoración hacia ti misma cuando puedes darte cuenta de tu propósito de vida, dones, talentos y potencialidades de las cuales quizás no estés consciente al 100%.
  9. No estás sola en el camino de lograr lo que quieres, tienes una persona a tu lado que te acompaña, te cuestiona en tus momentos de estancamiento, celebra contigo tus pequeños o grandes avances, te anima cuando sientes que está siendo difícil ese camino.
  10. Te ayuda a planificar, organizar y mantenerte centrada y enfocada en tus objetivos, eliminando el estrés y el caos mental que te produce no saber cuáles son los pasos claros que tienes que dar para llegar a donde quieres llegar.

¿Qué te parece todo lo que un proceso de coaching puede aportar a tu vida? Como siempre, me encantará leer tus comentarios acá abajo o resolver las dudas que te hayan surgido al respecto.

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by