fbpx

Los 10 consejos que debí seguir cuando me decidí a emprender

¡El 23 de septiembre de 2018 el blog Lifestyle de Mujer cumplirá un año! y he querido compartirte los 10 consejos que debí seguir cuando me decidí a emprender.

Te puede parecer que el título tiene tono de arrepentimiento y aunque no estoy insatisfecha con el proceso, de haber seguido estos 10 consejos, lo más probable es que cristalizar mi proyecto no hubiera tardado casi 3 años.

He decidido compartir estos consejos contigo porque seguramente entre nosotras hay muchas mujeres que hoy se encuentran en alguna de las fases en las que yo me encontraba durante el proceso de creación de mi blog, además son aplicables a cualquier cambio que quieras hacer en tu vida.

Fase de preparación

En marzo de 2015 comencé a ofrecer un servicio de acompañamiento a mujeres que sintieran algún tipo de bloqueo emocional o para aquellas mujeres que les estuviera afectando el no conectar con ellas mismas por tantas tareas, roles y obligaciones.

Mi motivación principal era ofrecer mi experiencia de vida para que estas mujeres se dieran cuenta de lo grave que puede ser desconectarse de su esencia femenina y de su ser interior. Yo había vivido en carne propia esa desconexión, hasta que la vida me obligó (luego de darme señales sutiles sin éxito) a darme cuenta de que tenía muchas cosas materiales, pero me sentía vacía por dentro y no era feliz.

Pensé que una de las formas más efectivas para llevar este mensaje, era propagarlo en internet a través de un blog.

Conversé sobre el proyecto con mi esposo, contratamos un dominio, un hosting y una plataforma donde pudiera comenzar a hacer mi página web.

Estaba viviendo en un nuevo país, había decidido reinventarme con el objetivo de llenar ese vacío que sentía y podía dedicar parte de mi tiempo a hacer la página yo misma, pero luego me di cuenta de que el monstruo de la tecnología me comenzó a asustar.

Yo había trabajado 15 años frente a una computadora y manejaba programas de contabilidad, así que no me sentía tan novata, pero esto era otra cosa.

¿Cómo se manejaba esa plataforma? ¿Qué colores iba a escoger? ¿Qué fotos? ¿Cómo expresaría todo lo que tenía en mi mente? ¡No tenía ni idea!

En ese tiempo estaba estudiando para obtener herramientas que me permitieran acompañar a estas mujeres de forma eficiente y al combinarlo con mi experiencia de vida poder ofrecer un servicio de calidad.

Si has experimentado alguna vez en el mundo del desarrollo personal sabes que cada formación te mueve por dentro, así que había muchos períodos de introspección, cuestionamiento de creencias y caída de estructuras.

El error principal en esta fase fue no informarme lo suficiente sobre los recursos tecnológicos que necesitaba para iniciar el blog, era un mundo totalmente nuevo para mí y necesitaba capacitación si pretendía hacerlo por mí misma.

Fase de experimentación

Así llegó agosto de 2016 y mi página seguía sin aparecer más allá de mi cabeza.

Decidí abrir una cuenta en Instagram y me propuse a hacer un reto de gratitud basado en un libro de Rhonda Byrne, la misma autora de El Secreto.

El libro se llama La Magia y habla sobre las bendiciones que pueden llegar a ti al ser agradecida. Un libro muy bueno, te lo recomiendo.

Estuve 21 días compartiendo este reto de gratitud, me encantó interactuar con la gente, contestar sus comentarios, resolver sus dudas. Ese era mi camino de eso no tenía dudas.

Pero, si mi objetivo era montar una página web donde poder ofrecer mis servicios, debía centrarme en esa idea, abrir redes sociales y hacer otras actividades que no estuvieran alineadas con la página lo que hacían era alejarme más de mi objetivo.

Error: falta de enfoque.

En febrero de 2017 cambié de nombre de dominio por uno que se acercara más a lo que quería hacer, como te comenté anteriormente, las formaciones habían hecho cambios en mí y en lo que quería transmitir.

Pero aún no comenzaba a hacer la página, estaba empezando a leer sobre marketing online y a seguir a personas que hablaban de estos temas, la primera recomendación era tener un blog.

¿Qué era mejor una página o un blog? ¿Cómo se hacía cualquiera de los dos? Hablaban de listas de correos, de email marketing, de lead magnet ¡Cada vez me sentía más perdida!

Error: me faltaba tener conocimientos de marketing.

Fase de poner en marcha el proyecto practicando la acción masiva imperfecta

Como decía mi profesor en las clases de coaching estratégico: debes practicar la acción masiva imperfecta, si esperas a que todo sea perfecto para empezar ¡no empezarás nunca!

Hay que comenzar a hacer acciones e ir arreglando las cargas en el camino.

Mientras estaba metida en mi confusión conocí un blog de una persona que sentí muy cercana desde el primer momento, me identifiqué con ella y me dije ¡esto es lo que yo quiero hacer!

Su blog se llama https://mariamikhailova.com/ te dejo el link de su blog, tiene muchísima información valiosa sobre desarrollo personal y coaching.

El mensaje de María tiene mucho que ver con materializar los sueños, dejar de procastinar, eliminar creencias limitantes y comencé a aplicar sus consejos.

Casi al mismo tiempo me topé en internet con la página de Franck Scipion y su curso Extreme Blogging ¿has escuchado que el maestro aparece cuando el alumno está preparado?

A medida que iba haciendo el curso, comencé a tomar valentía, ya no me sentía tan perdida y decidí entrar en la plataforma donde estaba el monstruo de la tecnología, en poco tiempo abrí el blog.

Seguía adentrándome más en la información, aclaraba conceptos y tenía mucha más visibilidad sobre mi proyecto, entonces me di cuenta de que me había equivocado estratégicamente sobre el nombre que había escogido para el dominio y la plataforma para el blog, entre otras cosas.

Aunque ya había puesto en línea el blog, en una tarde cambié de dominio, de plataforma y comencé a rehacer el blog, ya el monstruo de la tecnología no me daba tanto miedo, sin embargo, podía pasar una hora aprendiendo cómo hacer algún cambio.

Como te comenté al inicio, ya mi blog desde hace un año está «en línea», quiero darte estos 10 consejos para que evites cometer los mismos errores que yo cometí, los que ocasionaron que perdiera dinero y tiempo.

Además, quiero compartirlos con la intención de que mujeres que quieran reinventarse o hacer algún cambio en su vida, no cometan los mismos errores que yo cometí.

De los errores se aprende, pero también es cierto que podemos evitar muchos de ellos aprendiendo de los que ya los han cometido, así que espero puedan ser de utilidad.

Infórmate sobre todos los recursos que necesitas

De acuerdo con el cambio que quieras emprender revisa todos los recursos que puedas necesitar al inicio ¿Quieres emprender un nuevo proyecto? ¿Qué conocimientos necesitas tener?

Si vas a iniciar tú sola no bastará con conocer de tu temática, infórmate sobre los recursos tecnológicos que necesitas, existen muchas páginas con información de valor sobre emprendimiento, lee, haz preguntas.

Necesitas un plan: a quién te vas a dirigir, cuál va a ser tu propuesta de valor, tu línea editorial, los productos o servicios que vas a ofrecer.

Mejor hecho que perfecto, eso lo aprendí de mi mentor Franck Scipion, no hay nada más motivador que ver tus pequeños avances, eso hará que quieras seguir adelante.

  1. Valida tu idea de negocio con personas que sepan del tema, no emprendas únicamente porque te imaginas que puede funcionar.
  2. No te compares con tus grandes referentes, si te comparas, quizás comiences a sentir el síndrome del impostor y comenzarás a preguntarte ¿qué sé yo que pueda enseñar a la gente?¡Ahí afuera hay personas esperando escuchar el mensaje que tú quieres entregar!
  3. Busca a los mejores referentes de tu temática y lee cómo llegaron hasta donde están hoy, si te es posible fórmate con ellos, el acompañamiento personal y profesional es una grandísima ayuda.
  4. Únete a personas que tengan tu misma visión, contágiate de su buen ánimo y permanece allí para ellos cuando el ánimo decaiga.
  5. Cambia el plan, pero nunca la meta, si estás segura de lo que quieres lograr puedes hacer cambios en el camino para acercarte a lo que quieres lograr.
  6. Ten un propósito superior, saber que vas a ayudar o hacer feliz a alguien más en tu proyecto te ayudará a empezar y continuar.
  7. Aun teniéndole miedo a tus monstruos: el de la inseguridad, el del miedo al fracaso, el del miedo al rechazo, al que sea, comienza, el monstruo te verá decidido a hacer lo que quieres y se irá a otro lado donde pueda asustar mejor.
  8. Escribe un diario de lo que está ocurriendo en tu vida, saca todo lo que tienes por dentro, es sanador y además vaciarás tu mente para ideas nuevas.
  9. No te infoxiques, escoge un mentor al que puedas seguir, si puedes pagar por su mentoría podrás cumplir tu objetivo mucho más rápido, yo logré avanzar cuando tuve uno, antes lo que hacía era dar saltos de blog en blog leyendo miles de artículos que no me llevaban a ningún lado.
  10. Diseña un plan de acción que te haga saber el camino que tendrás que recorrer con pasos claros, revisa semanalmente este plan, mira si tienes que redireccionar algo y celebra tus pequeños avances.

El camino del emprendedor no es fácil, pero tiene muchas recompensas ¿la más grande? sentir que estás ofreciendo tu aporte para hacer del mundo un lugar mejor ¿y tú has pensado o estás pensando en emprender o ya estás en ese camino?

¿Qué opinas tú?

Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by