fbpx

Conectar con tu cuerpo te ayuda a que manifiestes lo que deseas

Tuvieron que pasar muchos años para enterarme del hecho de que: conectar con tu cuerpo te ayuda a que manifiestes lo que deseas.

Tengo que confesarles que desde pequeña no fui buena para el ejercicio, cuando estaba en el colegio me inventaba cualquier cosa para no hacer educación física, cuando crecí me beneficiaba de mi buen metabolismo y nunca vi la necesidad de hacer ejercicio.

¡Que equivocada estaba!

Cuando comencé a practicar Feng Shui, filosofía que habla de que todo tiene energía y hay que disponerla para que esté alineada con nosotros y nuestros propósitos, también mencionaban lo importante que era mantener el fluir de la energía en nuestro propio cuerpo.

Como todo, las cosas llegan a tu vida cuando las necesitas experimentar, un día una amiga me invito a una clase de yoga danza.

Esta clase trataba de mover el cuerpo bailando, más o menos al estilo la danza del vientre, tenía que hacer fluir mi cuerpo con una música sensual: mover los brazos, el vientre, la cintura, las piernas.

¡Todavía recuerdo la falta de ritmo que tenía! Y no es que yo no hubiera bailado antes, pero esto era diferente, la profesora nos decía conecta con tu cuerpo, siente la música; poco a poco mi cuerpo se fue literalmente soltando, como que instintivamente fue agarrando el ritmo de esa música sensual.

En la clase, la profesora también nos dijo: en tu vientre, específicamente en tu útero, se gestan además de los hijos físicos, tus planes y proyectos, si no mueves tu vientre, esa energía se estanca y por lo tanto también se estancan tus planes y proyectos.

Tiempo después, en mis clases de coaching, hablaron de cómo la corporalidad forma parte esencial de las emociones, por ejemplo, cuando estás triste te paras de forma muy distinta a cuando estás alegre; eso lo percibe tu cerebro y empieza a generar sustancias que alimentan tus células, dependiendo de lo que perciba, dará a tus células un buen o un mal alimento.

La forma más rápida de cambiar de estado emocional es cambiar la corporalidad ¿y cuál es la manera más fácil de cambiarla? ¡bailando!

Ya habrás oído de que como vibras, atraes, imagina que las vibraciones van por autopistas independientes, tienes la autopista de vibración alta, media y baja.

Si tú vas por la vida por la autopista de vibración baja te conseguirás en el camino con todo lo relacionado a vibraciones bajas: tristeza, envidia, enfado, negatividad; imposible que puedas conseguirte con elementos de vibración alta.

De ahora en adelante, vas a tener pensamientos positivos y a estar enfocada en lo que realmente deseas, para poder manifestarlo; tienes que mantenerte en la autopista por donde transitan todas las cosas maravillosas que deseas.

Sé que pueden haber momentos en que estés algo desanimada y eso no es malo ¡eres humana! lo que no puedes permitirte es pasar demasiado tiempo en ese estado emocional ¿quieres llorar? ¡llora! ¿Sientes impotencia y rabia? ¡Pégale golpes a una almohada! ¡Libera tus emociones!

Pero luego coloca tu canción favorita y baila tratando de mover todas las partes de tu cuerpo, sobre todo el vientre, donde también se estancan las emociones, verás que tu estado emocional cambia totalmente.

No es necesario que pongas una canción movida, puedes probar también con música suave; bailar (preferiblemente desnuda) frente a un espejo, además te ayudará poco a poco a conectar con la aceptación a ti misma, mírate no con los ojos del juicio y del complejo, mírate entregando amor a tu cuerpo, porque tal como es, es perfecto y si no te gustas a ti misma ¡cómo esperas gustarle a otros!

Si un día te levantas con el ánimo bajo, busca una canción hermosa, baila y si puedes cántala a viva voz ¡cantar hace que fluyas en el hablar y sana los bloqueos que se han formado de las tantas veces que has querido decir algo y te has quedado callada!

Y hace el mismo efecto que si le dijeras a aquel ex todas las cosas que se merecía que le dijeras; lo que quiero decir con esto, es que no tienes que ir por la vida gritándole a todo el mundo lo que piensas de ellos, puedes liberar esas emociones de distintas formas: escribiendo una carta (que no entregarás si no que la quemarás y harás que el poder del fuego transmute todo ese sentir), bailando y activando la creatividad para tus proyectos, cantando y liberando palabras que has querido y no has podido decir.

Si has terminado una relación, ya sea personal o laboral, tienes que buscar la forma de que tu cuerpo, tu mente y tu corazón entiendan que ese ciclo se cerró ¡y seguir adelante!

Hoy, conforme a lo que quieras manifestar, sea tu creatividad (baila) o cerrar un ciclo (escribe y quema o canta – lo que más resuene contigo) ¡hazlo!

Si necesitas cerrar un ciclo, ciérralo de una vez por todas, no seas de esas mujeres a las que les han preguntado ¿cuánto tiempo duró tu relación? 6 meses ¿y hace cuánto se terminó? Dos años.

Estas mujeres llevan más tiempo sufriendo esa pérdida que lo que “disfrutaron” la relación y lo pongo entre comillas porque a veces el tiempo que duró tampoco fue un disfrute.

¡Hazte un favor…cierra ciclos y sé feliz, y si sientes que lo necesitas, también baila y activa tu creatividad!

2 Comentarios

  1. Adriana-Responder
    febrero 25, 2019 at 12:19 am

    Hola ha sido una gran experiencia, conocerte por medio de este taller mil gracias por tu conocimiento, y hacer más mujeres valiosas,

    • febrero 25, 2019 at 4:43 am

      ¡Gracias a ti Adriana por mantener la constancia y transitar este camino junto a otras maravillosas mujeres.. un abrazo!

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by