fbpx

¿Por qué soy optimista y buena persona, pero no me salen las cosas como yo quiero?

Alguna vez te has hecho esa pregunta: ¿por qué soy optimista y buena persona, pero no me salen las cosas como yo quiero?

La vida es bastante compleja y hay muchas cosas a las cuales no le podemos buscar explicación.

He escuchado a gente decir que cómo es posible que Wayne Dyer autor de más de veinte libros de autoayuda y un ser tan espiritual tenía leucemia y se había casado tres veces ¿quiénes somos para juzgarlo? Él al igual que tú y que yo era un ser humano común, corriente y vulnerable.

¿Pero por qué te digo esto?

Porque hay personas que creen que con tener pensamiento positivo, actitud optimista y emprender un camino espiritual no van a volver a tener un problema jamás en su vida y cuando inevitablemente se les presenta alguno, dejan de creer y vuelven quizás a su estado inicial de pesimismo y falta de fe.

 ¿Qué te garantiza tener pensamiento positivo?

Te garantiza que las adversidades que se te presenten en la vida podrás afrontarlas con resiliencia, que es la capacidad de salir fortalecida de una situación dolorosa o difícil, poder sobreponerte y seguir adelante; esto nos da una gran ventaja, saber que frente a la prueba que se nos ha impuesto, hemos salido más fuertes y preparadas que antes, además de haber obtenido un aprendizaje.

Cuando yo hago visualizaciones acerca de lo que quiero, siempre añado la frase, esto o algo mejor ya está dado para mí.

La Kabbalah, una sabiduría antigua que habla de cómo funciona la vida, afirma que nosotras solo tenemos la percepción de nuestros 5 sentidos y que eso representa sólo el 1% del total de lo que pasa en el Universo, es decir que no vemos el 99%.

No sé tú, pero a mi me suena lógico ¿cuántas veces no has estado triste por algo que no te salió como esperabas? ¡Luego sucede otra cosa que ni te imaginabas y resulta que eso es mucho mejor de lo que tu anhelabas!

No puedes enfrascarte en querer una cosa y solo esa cosa, porque no sabes si tienes predestinado algo mucho mejor.

Esto tiene que ver también con querer tener el control de todo lo que pasa y la vida sin duda tiene mucha más sabiduría que todas nosotras, la vida sabe qué necesitas.

Cuando entiendes esto dejas de tener ansiedad por el futuro, porque confías en la vida y sabes que ella te dará lo mejor siempre.

¿Cómo podemos hacer para cambiar la percepción de algunas cosas que nos suceden que podemos considerar que no son buenas?

Te daré un ejemplo que una vez me expuso mi coach (si, yo siendo coach también necesito a alguien que me acompañe en mis procesos) él me explicó con el siguiente ejemplo cómo cambiar la percepción de las cosas.

Hace algún tiempo él se angustiaba y se ponía ansioso cuando no tenía muchos clientes, eso hacía que tuviera momentos muy incómodos, se ponía de mal humor, empezaba a cuestionarse si es que en realidad él era un buen coach, luego comenzaba a pensar en todas las cosas que tenía que pagar y cuando se daba cuenta estaba hecho un manojo de nervios.

Hasta que una vez decidió ponerse a pensar en cómo solucionar la situación, ya que había hecho todo lo que estaba en sus manos para conseguir clientes, sólo que sus esfuerzos tardarían un poco en florecer, porque todo tiene un proceso, como cuando una mujer va a tener un bebé o como cuando sembramos una semilla para que nazca un árbol, no vemos ni al bebé ni al árbol a los dos días; pero esto la mayoría de personas no lo entienden: todo tiene un proceso y un tiempo perfecto.

Después de pensar en cómo podía cambiar su enfoque, decidió que en los momentos que no tuviera clientes, se dedicaría a mejorar sus servicios, tomaría alguna formación que complementara sus conocimientos, diseñaría algún programa nuevo para sus clientes.

Resultó que con esa nueva actitud pudo quitarse de encima la ansiedad que tenía y esos periodos sin clientes cada vez se hicieron menos frecuentes y cuando llegaban, le servían también para descansar del mucho trabajo que ahora tenía.

Es la ley de la vibración, si el seguía vibrando en carencia (no tengo clientes, no tengo dinero, no sirvo como coach) eso era lo que iba a seguir recibiendo, cambio su enfoque a: mejoraré mi servicio, crearé nuevos programas, me haré cada vez mejor coach y eso fue con lo que empezó a vibrar, además de que cuando deseas algo por un bien mayor (ayudar a otros) las cosas fluyen mucho mejor.

Así que la próxima vez que pienses que las cosas no están saliendo como esperabas, que de nada vale tener una buena actitud si igual las cosas te salen mal ¡detente! Y piensa siempre: ¿para qué me está sucediendo esto? ¿qué puedo mejorar yo frente a esta situación? ¡Y van a llegarte las respuestas!

Cuando pides respuestas éstas llegan, pero nuestro ego está acostumbrado a no dejar hablar al corazón y contestar rápidamente, haz la pregunta, respira profundo y deja que tu ser interior te consiga las respuestas ¿cómo sabrás que es él quién te habla y no tu ego? Porque tu ser interior habla bajito y dulce; el ego grita y a veces es muy cruel, cuando él te hable dile: ¡No gracias no estoy interesada en tu opinión!

Poco a poco se irá dando cuenta que dejó de ser el que manda en tu vida y de que tú no estás a su servicio sino todo lo contrario.

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by