fbpx

¿Cuál de estas tres actitudes tienes en la vida? Ejercicio de Coaching

Existen tres actitudes que determinan muchas cosas en tu vida: la forma como tomas tus decisiones, tu estado mental y emocional, la interpretación y respuesta que le das a una situación en particular.

Puede que la mayoría del tiempo tengas una actitud recurrente o que cambies con determinadas personas o situaciones, pero es importante que ante todo te hagas responsable de cuál es la actitud que estás manifestando.

Vamos a verlas una por una para que tú misma puedas identificarlas.

¿Cuál de estas tres actitudes tienes en la vida?

Actitud 1: La víctima

Cuando tienes actitud de víctima estás buscando culpables a tus problemas: mi jefe no me valora, mi pareja no me entiende, mi familia es desconsiderada conmigo, esto es culpa de la crisis del país.

O quizás te culpas a ti misma: no puedo hacerlo porque me falta el dinero, el conocimiento, el tiempo.

Cuando tienes actitud de víctima no puedes pasar a la acción ni conseguir resultados, porque estás ocupada poniendo excusas para comenzar, o si tienes el valor de comenzar no durarás mucho en la acción porque vendrán esos pensamientos a decirte que no lo vas a poder lograr.

¿Qué hacer si te identificas con la actitud de víctima?

Siempre puedes comenzar a tomar responsabilidad de tu vida, entender que lo que ocurre en tu entorno no está creado para dañarte a ti, ni para hacerte la vida más difícil, son situaciones que te harán más poderosa porque aprenderás a enfrentarlas.

¿Tienes un jefe que no te valora? Valórate tú, siéntete bien porque estás realizando tu trabajo de manera correcta y si no estás a gusto dónde estás trabajando, quizás sea hora de solicitar un cambio o buscar otro trabajo donde te puedas sentir mejor.

Actitud 2: La soñadora

Cuando tienes actitud de soñadora eres una persona optimista, siempre pensando en el futuro, tienes pensamiento positivo y esta parte está muy bien.

La desventaja de tener actitud de soñadora es que no vives el presente, piensas que todo tiempo futuro será mejor, así que ¿para qué empezar hoy si mañana será mejor?

Pero cuando llega el día de mañana empiezas a dudar porque descubriste que te falta algo para comenzar y hacerlo perfecto.

¿Qué hacer si te identificas con la actitud de soñadora?

Para comenzar a salir de esta actitud la mejor frase es: Mejor hecho que perfecto.

¡Comienza ya! En el camino puedes corregir si ves que algo no está saliendo de la mejor manera.

Repite en tu mente: no existen fracasos sólo resultados; la única forma en que puedes saber si lo que vas a hacer funcionará es comenzando hoy.

Puedes estudiar mucho, pensar, reflexionar, conversar con personas que ya han hecho lo que tu quieres hacer, pero si tu no vives la experiencia no sabrás si a ti te funcionará.

¡Así que no esperes más para comenzar!

Actitud 3: La empoderada

Si tienes actitud de mujer empoderada tu palabra clave es: avance. Tú piensas que los problemas que se te presentan son regalos que te harán más fuerte y te llenarán de experiencia.

Sabes que tu éxito no es no tener problemas, sino aprender a solucionarlos.

Si se presentan obstáculos, cambias el camino porque tienes varias vías pensadas para llegar a tu meta, si una no funciona, no pasa nada, lo conseguirás por otra vía.

¿Te imaginas que maravillosa sería tu vida si mantienes una actitud empoderada la mayoría del tiempo?

¿Y cómo lo puedes hacer?

Comenzando a practicar desde hoy mismo, cuando te des cuenta de que estás en actitud de víctima y vas a empezar a quejarte de que el mundo está contra ti (si, si quizás estoy exagerando un poco, pero es para que recuerdes esta lectura cuando comiences a tener esa actitud) pienses: ¡Hey yo soy una mujer empoderada, tendré éxito en lo que haga!

O cuando quieras comenzar a dejar para mañana lo que puedes hacer hoy te digas ¡Lo haré hoy porque hoy es el único día que tengo para hacerlo y lo haré genial!

Espero comiences a practicar este ejercicio que hará que obtengas mejores resultados y te felicito si te has identificado en muchas áreas de tu vida como una mujer empoderada ¡sigue así!

¡Quizás tengas una amiga o familiar en la que hayas pensado leyendo esto, puedes compartirle este artículo y así la ayudarás a fortalecer su parte interna empoderada!

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by