fbpx

Si tu cambias, todo cambia

Muchas veces nos agobiamos pensando en que queremos hacer un cambio en nuestra vida pero queremos que el cambio ocurra fuera de nosotros, el hecho es que si tú cambias todo cambia.

Queremos que nuestro jefe cambie y sea más considerado con nosotras, sin darnos cuenta que si no hemos sabido ponerle límites estamos cediéndole nuestro poder personal.

Nos gustaría que nuestra pareja, algún familiar o amigo nos respete y nos valore pero nosotras mismas no nos valoramos cuando permitimos que ellos abusen de nuestra confianza.

Deseamos mantener un estado de paz interna pero el tráfico, la vecina, la compañera de trabajo nos saca de nuestras casillas y nos ponemos de mal humor.

El poder de cambiar tu vida lo tienes tú en tus manos si te propones liberarte de patrones de comportamiento arraigados en ti desde hace muchos años.

Liberarse de patrones de comportamiento no es fácil, pero si los haces de manera consciente ya no podrás ser indiferente, quizás repitas otras veces el patrón pero podrás darte cuenta y corregir.

Cada vez con menos frecuencia estos patrones se irán haciendo presentes y serán reemplazados por nuevas y liberadoras acciones.

Lo importante es que te mantengas motivada hacia ese cambio que quieres dar (y para eso yo voy a darte información que te mantenga en ese estado de motivación).

Si quieres resultados distintos tienes que hacer cosas distintas, comenzando con tus acciones diarias.

Te recomiendo que busques un cuaderno donde puedas comenzar a anotar todas las nuevas ideas que vayan surgiendo.

Reflexiona sobre lo que te está ocurriendo, cómo reaccionaste ante algún acontecimiento ¿has observado cambios de actitud en ti? (reconócelos por mínimos que sean), anota todas esas impresiones en tu cuaderno; ese cuaderno (además de mí) seremos tus compañeros de viaje para esta nueva etapa de tu vida.

SI TU CAMBIAS TODO CAMBIA, PERO TEN PACIENCIA

Los cambios se van dando poco a poco, imagina que estás en una autopista y te pasas tu salida, debes cambiar de dirección para volver a tu ruta, pero tendrás que esperar a encontrar la siguiente salida y ésta puede estar dentro de 2 kilómetros.

Mientras vas recorriendo esos 2 kilómetros ya tienes la intención de cambiar de ruta, sólo tienes que conseguir la siguiente salida para que puedas hacer realidad ese cambio.

Igual pasa en tu vida, te dispones a hacer un cambio y este ocurrirá a tu propio tiempo, en tu momento perfecto, sólo debes tener la convicción y la disposición a cambiar.

En algunos momentos vas a sentirte triste o desanimada porque quizás observes que los cambios no son tan rápidos como tú los esperas (allí aparece nuestra amiga la impaciencia) pero proponte una regla: del 100% de ese pensamiento dedica sólo el 20% en pensar en ese punto negativo (que el cambio no se está dando a la velocidad de la luz) y el restante 80% dedícalo en pensar qué puedes hacer para agilizar más ese cambio.

Sé proactiva, utiliza tú creatividad y en todo caso, si lo que hay que hacer ya lo has hecho, céntrate en seguir haciéndolo, un paso a la vez con constancia.

Estamos acostumbrados a entretener nuestros pensamientos pensando en lo peor que nos puede pasar, auto-asustándonos y llenando nuestro cuerpo de estrés por cosas que todavía no han ocurrido.

POR FAVOR ¡VUELVE A SOÑAR!

Cambiemos el chip, invirtamos tiempo en soñar ¡ahh cierto que se nos ha olvidado cómo soñar despiertas! ¡pues recordemos la manera! como cuando éramos niñas y nos sacaban de nuestra ensoñación diciéndonos: ¡deja de soñar y ponte a hacer algo que valga la pena!

Soñar vale demasiado la pena, nuestra mente y nuestro cuerpo necesitan alimento positivo no alimento negativo.

Haz la prueba, piensa en algo terrible y doloroso que te haya sucedido en el pasado, recuerda sus detalles.

¿Cómo se sintió tu cuerpo? Se comenzó a sentir tenso ¿verdad?

Ahora has la prueba al contrario, piensa en el evento de tu vida en el que has sido más feliz, igualmente recuerda cada detalle.

¿Te sientes más animada, más llena de energía? ¡Claro que si!

Entonces ¿qué le vas a dar a tu cuerpo y a tu mente? ¿Alimento positivo o negativo?

Para finalizar te dejo una frase inspiradora de Loren Robin:

Sueña en grande…¡me refiero a muy grande y con un propósito! Las mujeres mueven montañas cuando se alinean con algo más grande que ellas. Aparecen las personas más maravillosas y empiezan a surgir cosas increíbles en todas direcciones para apoyarnos en nuestro camino. Lo mejor es que nosotras llegamos a ser las personas maravillosas que aparecen para otros en esa misma forma. Es entonces cuando surge la magia.

Loren Robin

¡Haz que ocurra la magia!

9 Comentarios

  1. Paula Licona-Responder
    noviembre 18, 2017 at 12:17 pm

    Gracias…siempre es importante que haya un alguien que te sacuda y te diga que estás llendo por el camino equivocado..y que el cambio está en tí. Sólo que es difícil reconocer que estás mal

    • noviembre 18, 2017 at 1:36 pm

      ¡Te entiendo perfectamente Paula! No es fácil verse a uno mismo! Y menos cuando no estamos acostumbradas a conectar con nuestros sentimientos y emociones, comienza con paciencia a hacer los ejercicios de este post y verás que son muy efectivos!

  2. Selene-Responder
    febrero 1, 2018 at 10:22 pm

    Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro de nuestro interior… Es maravilloso darte cuenta y aceptar que tienes el poder de cambiar y hacer algo extraordinario en tu vida…. Saludos!!!!…. Me encanta lo que nos compartes… Gracias!!!

    • febrero 2, 2018 at 7:16 am

      Hola Selene,
      Muchas gracias por escribirme, es tal cual como dices, somos las capitanas de nuestro barco y las dueñas de nuestro destino ¡Y eso es maravilloso!

  3. Maru-Responder
    febrero 2, 2018 at 8:41 pm

    Esta muy padrenla id3a de cambia tu yo interior para de la misma forma se csmbie tu yo exterior pero ae puede apostar a un cambio sin perder a la familia despues de tanto daño a hijos a pareja en verdad si quisiera que existiera ese cambio apostaria por el pero como cambias a los que te rodean

  4. Paula Licona-Responder
    febrero 3, 2018 at 9:32 pm

    Hola Dianne… Creo que la primera vez que te escribí estaba al borde, pero hoy te agradezco mucho, porque todas tus palabras y ejercicios desde el reto anterior ha hecho que mi corazón y mi mente, vean los otros colores de la vida. Infinitas gracias Dianne. Siempre aquí.

    • febrero 4, 2018 at 2:29 pm

      ¡Que alegria saber que estás bien Paula! Y cada día estarás mejor ¡claro que si! ¡Mereces lo mejor del mundo! ¡Todas lo merecemos y estamos trabajando por ello! ¡Un abrazo grande para ti!

  5. Yohana rico-Responder
    marzo 21, 2018 at 7:53 pm

    Excelentes reflexiones, el cambió está en nosotras mismas pero muchas veces el miedo o nuestra zona de confort no nos dejan ver más allá, y seguimos en las mismas😞

    • marzo 22, 2018 at 8:28 am

      La clave está en ir haciendo pequeñas acciones y tenerte paciencia, a veces cuando se quiere un cambio se piensa que hay que hacerlo todo de una vez, pero muchas veces no es así, pequeños pasos realizados continuamente conllevan a grandes resultados ¡empieza hoy!
      Un abrazo,
      Dianne

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by