fbpx

Ejercicio de visualización para activar tu energía femenina

Si tú eres una mujer ocupada en mil tareas diarias tanto personales como profesionales, te recomiendo que hagas el siguiente ejercicio de visualización para activar tu energía femenina.

Desde hace muchísimos años hemos demostrado ser mujeres guerreras y que podemos medirnos en cualquier terreno con un hombre (y hasta hacerlo mejor que ellos, esto te lo digo en secreto para evitar herir la susceptibilidad de nuestros queridos hombres).

El problema es que con el afán de ser la super mujer (hacer, hacer y hacer que es propio de la energía masculina) nos hemos olvidado de sentir (propio de la energía femenina).

Y no es que la mujer no deba “hacer” y el hombre no deba “sentir” porque ambos tenemos energía femenina y masculina, pero debemos chequear constantemente si estas dos energías están balanceadas.

Si tienes una fecha límite para entregar un proyecto debes poner todo de ti (hacer, hacer y hacer) pero sin olvidar conectar con tu energía femenina.

Podemos conectar todas las mañanas con nuestro poder femenino y además este hábito tiene un plus buenísimo.

¡Medita! Levántate unos 10 minutos antes de tu hora habitual, siéntate con la espalda recta sin tensión y comienza a conectar con tu respiración de manera lenta y profunda (la inspiración debe llegar hasta el abdomen, así sabrás que es lo suficientemente profunda).

Realiza al mismo tiempo una visualización, puede ser del día que comienza (esta visualización es muy efectiva y hace que programes tu día de manera positiva, te vas a sorprender cuando comience a pasar en el día lo que visualizaste) o puedes visualizar la culminación de algún proyecto que tengas pendiente.

Lo importante aquí es que le añadas mucho detalle a la visualización, que te permita sentir cada emoción de lo que vas visualizando.

Te voy a dar un ejemplo: vamos a visualizar la presentación en la oficina del proyecto que está a tu cargo (comenzarías la visualización una vez hayas finalizado 3 respiraciones profundas):

Te levantas de la cama, te miras en el espejo del baño: amaneciste radiante, sonriente y bella, vas a la ducha y te das un baño con agua tibia, el agua recorre todo tu cuerpo, sientes cómo esa agua te revitaliza, suaviza y humecta tu piel.

Sales de la ducha y te colocas esa crema suave que tanto te gusta, lo haces despacio para aprovechar de darte un masaje que termine de despertar todo tu cuerpo.

Escoges tu mejor vestido porque hoy quieres impactar y estar radiante, escoges el vestido rojo que es ideal para estas ocasiones, es elegante y cómodo.

Vas a la cocina y te preparas un desayuno con frutas y yogurt mientras escuchas una de tus canciones favoritas.

Tu desayuno está delicioso y nutritivo, sientes la dulzura en tu boca, tu cuerpo se va llenando de más energía a medida que saboreas tu delicioso desayuno.

Sales de tu casa y te diriges a tu carro, observas y disfrutas el camino a tu oficina, el paisaje, la canción en la radio, es un día perfecto.

Llegas a tu oficina donde todo está preparado para la presentación de tu proyecto, todo ha sido bien planificado y está bajo tu control.

En la sala de conferencias te esperan tus oyentes sonrientes y dispuestos a escucharte, estás tranquila y relajada porque estás segura del contenido de tu presentación y conoces todos los detalles.

La presentación transcurre fluida y has cumplido todos los objetivos de la misma (el objetivo principal es que compraran tu idea), te aplauden y ahora están preguntando cómo hacen para realizar la negociación y comprar el proyecto.

Puedes seguir la visualización hasta finalizar tu día (sería lo ideal), pero he querido darte una idea para que conectes con todas esas emociones, olores, música, sensaciones ¿Y qué has hecho con esta visualización?

Activar tu energía femenina, mediante la meditación conectaste con el sentir y con la inspiración (dos emociones muy femeninas) ya puedes irte a “hacer”, pero has logrado conectar con tu esencia femenina y activar tu día en positivo (el plus del que te hablaba).

¡Te sugiero hacer estas visualizaciones por 21 días para que compruebes que a medida que vas haciéndola tu día transcurre como lo visualizaste o mejor!

Además, de programar tu día para que fluya a tu favor, conectarás con tú naturaleza magnética (las mujeres somos como el óvulo que atrae al espermatozoide para su fecundación), en cambio, los hombres son de naturaleza eléctrica (como los espermatozoides).

¿Cuántas veces te olvidas de activar tu energía femenina y vas por la vida “electrocutando” a todo el que se te acerca?

Cuando sientes nervios y estrés, cuando no conectas con el fluir te mantienes eléctrica.

Cuando meditas, prestas atención a tu intuición, conectas con tu ser interior te mantienes magnética.

¿Cómo estás actuando en tu vida? ¿eléctrica o magnética?

3 Comentarios

  1. Cecilia Pedraza-Responder
    abril 9, 2018 at 9:08 am

    muchas gracias, estoy encantada con lo que nos compartes
    y boy a tratar de hacerlo paso a paso como nos lo explicas
    nuevamente muchas gracias, DIOS te bendice

    • abril 9, 2018 at 11:14 am

      ¡Bendiciones para ti también Cecilia!

  2. febrero 17, 2019 at 7:28 am

    Gracias, que bien

¿Qué opinas tú?

1
¿En qué podemos ayudarte? ¡Escríbenos, estamos en línea!
Powered by